lunes, 10 de octubre de 2011

Determinación de edad y estatura.

antropologia_02.JPG La estimación de la edad de los restos es más fiable en caso de adultos jóvenes o que no hayan alcanzado su madurez biológica. Pero influyen los factores de clima y de régimen alimenticio, y sobre todo de sexo: la osificación es más adelantada en las niñas que en los niños, con una diferencia de hasta dos años.Algunas epífisis se cierran en distintas etapas: por ejemplo el fémur, que crece más por la epífisis distal, y en cambio el húmero crece por la proximidad (se entiende distal y proximal con referencia al eje del esqueleto). Los huesos del antebrazo crecen hacia la muñeca, en cambio la tibia y el peroné crecen igual hacia la rodilla y hacia el tobillo. Los huesos de mano y pie crecen hacia el centro.
La madurez biológica se alcanza primero en la cadera y tobillos, luego en las rodillas y codos y por último en el hombro y las muñecas.Si la pelvis está fusionada en el acetábulo o punto de inserción con la cadera, los restos pertenecerán a una niña de 13 años o a un niño de 14.La pelvis adulta es el mejor indicador del sexo, en caso de que el antropólogo se encuentre con ese único resto. En general, en la mujer es más delgada, más extensa horizontalmente y más corta en vertical.Hasta la adolescencia es igual, y en el hombre cambia poco en la edad adulta. En la mujer empieza a cambiar de 9 a 14 años, según los climas, lo cual nos permite establecer la edad aproximada, además del sexo.Nos ayudará también la clavícula, que empieza a osificarse a partir de la quinta semana de vida; entre los 12 y 21 años aparece una segunda osificación, que se completa a los 23.El húmero empieza a osificarse por puntos a partir del tercer año, y termina a los 20. Y el radio empieza entre los 1 y 2 años, completándose a los 16-17 años en las mujeres y 17-18 en los hombres.Más o menos, porque exactamente es muy difícil, tenemos la edad del individuo con esos restos, que resultan suficientes. Si se halla el cráneo, con dientes, la aproximación en mucho mayor.Vamos ahora a ver qué estatura tenía nuestro desconocido personaje. Se toma desde el punto más alto de la cabeza hasta el final del talón, medido con un aparato llamado antropómetro, y a partir de esa medida se define la proporción entre tronco y extremidades. Se mide la altura del ápice del cráneo al mentón, la de la columna, la de la pelvis y la de las piernas por separado.antropologia03.jpgHay que tener en cuenta además algo que influye bastante, y es la raza: los niños caucasoides (blancos) son más altos en general a cualquier edad; los negroides crecen más deprisa en la pubertad, y el ritmo se lentifica después de ella; el mongoloide tiene un crecimiento pubertario mucho más lento, lo cual se mantiene en lo sucesivo. Además los negroides tienen las piernas más largas en relación al tronco, y los mongoloides tienen el crecimiento del tronco más rápido que el de las piernas. Si los huesos nos indican que el crecimiento se ha completado, podemos empezar a datar a partir de 21 años.Por supuesto, estoy dando indicaciones a grandes rasgos, puesto que estas páginas sólo pretenden ser divulgativas; las tablas de medición son de una gran complejidad. Añadamos a la medición normal las dificultades que se presentan si los huesos estaban expuestos al aire, a la acción de los depredadores o a la de suelos ácidos. Entonces están fragmentados en su mayoría, sobre todo las vértebras, lo que impide la medición según las tablas. En esos casos primero hay que calcular el porcentaje de cada trozo respecto al total del hueso, teniendo en cuenta, por ejemplo, que el fémur se divide en 5 segmentos y la tibia en 6, todos los cuales deben ser calculados para lograr la altura total.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada